Teacher, such big ears you have...all the better to hear you with...

magisterio

No vale cualquier titulación para ser Docente

Escrito por mrwolfteachingcorner 17-05-2016 en ARTÍCULOS Y LECTURAS. Comentarios (0)


En referencia al artículo: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/04/24/actualidad/1398368512_952218.html

Lo dije hace tiempo y lo repito...
Efectivamente....no, no cualquier titulación vale para "dar clase".

Dar clase no es sólo "tener los estudios", es querer hacerlo y, pese a quien le pese, es una cuestión VOCACIONAL. Sin más. Formación y vocación deben ir de la mano. Punto.

Tener un título no te hace un gran profesional; hay grandes expedientes académicos que son "docentes" horribles, un atentado contra el alumnado y la profesión; pero ésto es algo común a todas las profesiones.

Tener la formación técnica no te asegura la capacidad de transmisión de conocimientos ni de conectar con los alumnos. Creo que todos tenemos la imagen de "excelente técnicos" o "pozos de sabiduría" incapaces de transmitir. Muchos de nosotros hemos salido de clases alabando los grnades conocimientos de muchos "profesores" pero con una nula capacidad didáctica.

Si encima tus estudios no tienen en su curriculum ninguna orientación didáctica, ¿de verdad alguien cree que se puede estar capacitado, o mínimamente capacitado, para pensar en enfrentarse a una clase de cualquier edad? ¿En serio?

La preparación es fundamental, es vital estar formado, ser flexible y plástico...es ahí donde fallan las Universidades habitualmente.

¿De verdad alguien cree que enseñar a analizar el Quijote tiene algo que ver con "Lengua Castellana y su Didáctica" como pasa en muchas escuelas de Magisterio?...y éso es sólo por poner un ejemplo.
Hay que enseñar HERRAMIENTAS y su UTILIZACIÓN.

No, no vale cualquier titulación para dar clase en Infantil y Primaria.

Al menos en los planes de estudios de Magisterio prima, o éso dicen las Universidades, la "Didáctica", el diseño de Unidades Didácticas, la planificación, la adaptación a las edades del alumnado y una formación sobre la acción docente.

Durante 3 años nos machacaron, a mí y a mis compañeros de clase,a diseñar, programar, revisar cómo dar clasé, qué debía tener en cuenta en mis clases, qué objetivos, cómo intentar presentarlo, etc...y así hasta el infinito. Quizá hoy más que nunca veo todas esas horas como algo vital que me ayudó a entender mejor cómo debía plantearme las clases. La cantidad de horas que hay que dedicar fuera de las aulas....
Al menos ha sido mi caso al estudiar Magisterio. No, no vale cualquier titulación para dar clase en infantil y Primaria.


Discurso del profesor Fernando Robles (Federico Luppi), en la película “Lugarescomunes”

Escrito por mrwolfteachingcorner 12-05-2016 en OPINIÓN. Comentarios (0)

Discurso del profesor Fernando Robles (Federico Luppi), en la película “Lugarescomunes”

Para recordar un poco qué somos...nunca deberíamos olvidar cual es nuestra responsabilidad como docentes...

Discurso del profesor Fernando Robles (Federico Luppi), en la película “Lugarescomunes”

«El año que viene casi todos ustedes serán profesores. De Literatura no saben demasiado, pero lo suficiente para empezar a enseñar.

No es eso lo que me preocupa; me preocupa que tengan siempre presente que“enseñar” quiere decir mostrar.

“Mostrar” no es adoctrinar, es dar información, pero dando también, enseñando también el método para entender, analizar, razonar y cuestionar esa información.Si alguno de ustedes es un deficiente mental y cree en verdades reveladas, en dogmas religiosos o doctrinas políticas, sería saludable que se dedicara a predicar en un templo o desde alguna tribuna. Si por desgracia siguen en esto, traten de dejar las supersticiones en el pasillo antes de entrar al aula.

No obliguen a sus alumnos a estudiar de memoria, eso no sirve; lo que se impone por la fuerza es rechazado y en poco tiempo se olvida.

Ningún chico será mejor persona por saber de memoria el año en que nació Cervantes.

Pónganse como meta enseñarles a pensar, que duden, que se hagan preguntas. No los valoren por sus respuestas, las respuestas no son la verdad. Busquen una verdad que siempre será relativa. Las mejores preguntas son las que se vienen repitiendo desde los filósofos griegos. Muchas son ya lugares comunes, pero no pierden vigencia (qué, cómo, dónde cuándo, por qué).

Si en esto admitimos también eso de que la meta es el camino como respuesta, no nos sirve. Describe la tragedia de la vida, pero no la explica.Hay una misión o un mandato que quiero que cumplan. Es una misión que nadie les ha encomendado, pero que yo espero que ustedes, como maestros, se la impongan a sí mismos:

Despierten en sus alumnos el dolor de la lucidez.

Sin límites, sin piedad.»

http://www.youtube.com/watch?v=oKBGfpHCbYc