Teacher, such big ears you have...all the better to hear you with...

Reflexiones de un Docente: el magisterio no puede ser la carrera del "despecho académico".

Después de las típicas y tópicas frases sobre nuestra profesión hoy me lanzo a la piscina...

Hasta las cejas de todo éso...

Tenemos una profesión privilegiada, pero para éso hemos estudiado...desgraciadamente hay algunos que nos dan mala fama, que se aprovechan de dónde están, que no tienen vocación ni quieren hacerse responsables de lo que hacen, que nos dejan en mal lugar, que maltratan al alumno, que pasan de ellos, que no se dan cuenta de la influencia que tienen sobre las personas que están formando y así un larguísimo etcétera...ésos no son profesores, son unos chapuzas que creían que dar clase era fácil, que bastaba con ir a un grupo de peña y darles la tabarra, sin herramientas para trabajar con ellos, sin pedagogía ninguna, sin atender a lo qué son ni a cómo son...ésos son los que nos dan mala fama, los que van a leer el periódico en clase, los que pasan de todo, los que mal quedan con todos y se lavan las manos, los que son capaces de decir a unos padres "pero si fulanito no da más", "él/ella no sirve"...¡cómo se atreven!...de aquellos que se creen más que los demás...vergüenza me dan por tenerl@s en mi gremio profesional...menos mal que l@s alumn@s se dan cuenta, que notan la diferencia entre alguien dedicad@ y alguien que no, entre alguien que quiere (aunque a veces no pueda) y se entrega a ello al 200%...


Nos debemos a ell@s, a los que entran en nuestra aula, en nuestro centro, a los que les enseñamos respeto, tolerancia, esfuerzo, a pensar, a aceptar limitaciones, retos, aspectos positivos y negativos, a aceptarse...

Nuestra mayor recompensa es, realmente, el reconocimiento que nos dan con una palabra, con pequeño dibujo, con unas palabras pasados los años y que demuestran que, lo qué hicimos en el pasado, tuvo su impronta en ellos...esa es nuestra recompensa...que no esperamos pero a la qué aspiramos, que surta efecto lo que intentamos hacerles ver...incluso cuando el sistema, la sociedad y sus valores actuales muchas veces nos ponen freno, cuando los modelos a los qué se miran nos aprecen poco adecuados, incluso cuando ellos creen que no valen por que se lo han dicho hasta la saciedad y acaban creyendo en ello...

Incluso así intentamos darles las herramientas para que vean que sí...que sí valen, que son especiales en algo, que sus ideas tienen alguna validez encarriladas o matizadas, que escuchar tiene tanto valor como hablar, que reflexionar sirve para algo, que ilusionarse también, que decir "NO" con maneras y modales es un valor a largo plazo....y así mil cosas.


"No hay mejor maestro que aquel que no olvidó cuando era alumno" y espero no olvidarme nunca por que aprendo con y de ellos.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: